jueves, 15 de noviembre de 2007

Celulas Madres Adultas: Ventajas y desventajas, una comparación (parte 1)


(1) Células madre embrionarias



Ventajas:
Las células madre humanas embrionarias (hESCs) son de interés para los investigadores porque su pluripotencia les permite diferenciarse para convertirse en cualquier tipo de tejido en el cuerpo. Sin embargo, ésa es su única ventaja. Por el contrario, sus desventajas son mayores y de más peso que esta única característica deseable.
Desventajas:
Entre otras desventajas, las células madre embrionarias son muy inestables. Aún no pasan la prueba de la Madre Naturaleza que consiste en crear un ser humano. Es un hecho bien fundamentado que entre el 50% y el 75% de todos los embriones humanos fracasan al tratar de formar un ser humano y espontáneamente ocurren abortos como resultado de “errores innatos” tales como mutación genética o problemas de implantación. De hecho ocurren más embarazos que terminan en abortos espontáneos de lo que estos resultan en el nacimiento exitoso de un niño. Aún considerando la estimación conservadora de un 50% de no viabilidad, cuando se trabaja en un laboratorio con un embrión es imposible reconocer de cuál 50% se ha seleccionado un embrión en particular. Si las células madre embrionarias provienen del 50% de los embriones que no hubieran sido viables (si se hubieran dejado desarrollar normalmente), entonces esos mismos “errores innatos” se transferirían al paciente que recibe las células madre. Es claro que esto causaría más problemas que soluciones.
Riesgos adicionales:
Además, las células madre embrionarias pluripotentes a menudo forman teratomas (una masa cancerígena en forma de tumor) que se asemeja a una célula autofecundada, diferenciada pero no fertilizada). Se ha demostrado que los teratomas se forman cuando las células madre embrionarias se inyectan en animales. Originalmente, al inicio de la investigación con células madre, el criterio, y en efecto la “regla de oro” por la que las células madre pluripotentes fueron reconocidas, fue por su capacidad para formar teratomas. Si las células no eran capaces de formar teratomas, eran otra cosa y no células madre pluripotentes. En efecto esta capacidad de las células madre pluripotentes de formar teratomas todavía es parte de la definición formal de un teratoma, tal como lo establece el NIH:
Teratoma: "Tumor compuesto por las tres capas germinales embrionarias. Usualmente se encuentran en los ovarios y testículos. Se producen experimentalmente en animales por medio de la inyección de células madre pluripotentes, a fin de determinar las capacidades de las células madre de diferenciarse y convertirse en distintos tipos de tejidos”. (Tomado de "Células Madre: Progreso científico y orientaciones de la investigación futura," disponible en http://stemcells.nih.gov. Refiérase al "Glosario").



En efecto, en el año 2002, algunos investigadores en China publicaron sus hallazgos, mostrando la formación exitosa de teratomas a partir de células madre. En un artículo que anunciaba el establecimiento de la primera línea de células madre embrionarias humanas en China, He y otros escribieron,"La suspensión de células madre sub-cultivadas por cinco meses fue inoculada subcutáneamente en las extremidades de ratones con inmunodeficiencia severa combinada (SCID) para observar la formación de un teratoma. Resultados: Seis semanas después de la inoculación de las tres líneas de células, se formaron teratomas en todos los ratones.




El examen histológico reveló que tenían varios tejidos derivados de todas las tres capas germinales embrionarias. Conclusión: las líneas de células madre embrionarias humanas fueron establecidas satisfactoriamente en China”. (He y otros., 2002, "Líneas de células madre embrionarias humanas preliminarmente establecidas en China." Zhonghua Yi Xue Za Zhi, 82(19):1314 - 1318).




Como resultado, en China un hombre con la enfermedad de Parkinson fue tratado con células embrionarias humanas, que luego se desarrollaron en un tumor cancerígeno (teratoma en su cerebro). El hombre murió por este tumor, aún cuando el tratamiento pretendía ayudarlo, no matarlo. Como lo ha observado un creciente número de investigadores, el poder de las células madre embrionarias es también la fuente de sus peligros potenciales. (Bohlin RG, "La continua controversia respecto de las células madre", 2005, publicación en línea).
Los riesgos y problemas adicionales relacionados con el uso de células madre embrionarias (hES) incluyen:





Inestabilidad genética: "Existen informes de altas tasas de diferenciación en las células hES (las cuales destruyen su estatus de células madre) e inestabilidad genómica después de un cultivo prolongado. Por ejemplo, algunas líneas de células hES presentan cierto nivel de aneuploidía (ganancia o pérdida de cromosomas) incluyendo la ganancia del cromosoma 17q, del cromosoma12, de la trisomía 20 (3 copias del cromosoma 20) o un cromosoma X anormal".
Errores epigenéticos: "Son frecuentes en las hES. Incluyen diferencias en la expresión del SSEA-4, en la longitud de la telomera, en la regulación hacia la baja del colágeno en STAT4, una lectina y 2 genes involucrados en la señalización TGFb, que ha sido descrita en diferentes líneas de células hES derivadas en el mismo laboratorio y cultivadas en condiciones libres de alimentador”.
Heterogeneidad genética y epigenética entre las líneas hES: “Tres diferentes líneas de células hES en el mismo laboratorio expresaron 52% de los genes examinados en común, pero la expresión del 48% de los genes se limitó a simplemente una o dos líneas de células. No todas las líneas de células hES mantienen su pluripotencia bajo las mismas condiciones de cultivo, su potencial para cultivo y crecimiento a gran escala bajo protocolos libres de alimentador o su habilidad para formar teratomas después inyectarse al SCID (inmunodeficiencia combinada severa) en ratones. Su capacidad para diferenciarse espontáneamente en diferentes tipos de células bajo condiciones in vitro es variable. Es un motivo de preocupación que la aplicación de células hES genética y epigenéticamente inestables en las terapias de trasplantes podrían ser perjudiciales. El control de calidad se hace difícil".
(Citado de
www.i-sis.org.uk).









De acuerdo con el Instituto de la Ciencias en Sociedad en Londres, los investigadores han esbozado las siguientes conclusiones:



"Debido al número y severidad de los desafíos técnicos que aún quedan por resolver antes del inicio de pruebas químicas a gran escala, las células madre embrionarias posiblemente no serán parte de las prácticas clínicas rutinarias en un futuro predecible”.
"Se prevee que las dificultades técnicas en la derivación y cultivo de las células hES serán muy costosas especialmente cuando estas líneas de células y procedimientos puedan atraer patentes. Por lo tanto, es difícil justificar la colocación de tan grandes cantidades de fondos públicos para apoyar la investigación en células hES y para mantener los bancos de células hES, ya que sería mucho mejor colocarlos en otra parte; como por ejemplo apoyando la investigación y el desarrollo de células madre adultas (incluyendo las células de la sangre del cordón)”.
"Aumento en las desigualdades de la salud: otra objeción para la investigación sobre células hES consiste en que aún cuando fuera exitosa, el procedimiento será muy costoso e iría a exacerbar las desigualdades globales en cuanto al acceso de los servicios de salud. La población en los países en desarrollo sufre de enfermedades que requieren un combate más urgente y estas se verían en gran desventaja si se desvían grandes cantidades de los fondos disponibles hacia el desarrollo de tecnologías con células hES debido a la exagerada promoción y la desinformación que les rodea”.
Se ha descubierto que muchas de las maravillas que se atribuyen a las células madre embrionarias son insostenibles. Aún subsisten muchos de los problemas actuales y potenciales alrededor de la terapia con células madre embrionarias humanas. El Dr. David Prentice enumera algunos de estos problemas en los siguientes puntos:



Actualmente no existen tratamientos clínicos desarrollados a partir de células madre embrionarias humanas.
En modelos animales, la tasa de éxito ha sido tristemente baja.
Existe gran dificultad para obtener cultivos puros en el laboratorio.
Quedan muchas preguntas sin respuesta respecto a la trans-diferenciación funcional de células madre.
Las líneas de células son difíciles de establecer y de mantener.
Aún persiste el problema de rechazo inmunológico.
Aún subsiste el potencial para la formación de tumores (teratomas) y para la destrucción de tejidos.
Aún permanece el problema de la inestabilidad genómica y de la incompatibilidad genética.
Debido a que se requiere destruir un embrión a fin de tomar las células madre, todo este campo sigue siendo éticamente polémico.










"Aún más," el Dr. Prentice explica, "los embriones defectuosos rutinariamente se utilizan para producir células ES y con seguridad algunos investigadores los recomiendan tal como se describe a continuación: 'Tal vez las células genéticamente deficientes puedan ser totalmente apropiadas para el reemplazo de células somáticas'. Esto constituye una gran presunción que afortunadamente la comparten otros investigadores. Sugerimos que la amplia gama y la alta incidencia de defectos epigenéticos en embriones de transferencia nuclear genere el uso seguro de esta técnica [de crear células hES] hasta que el procedimiento logre que se le mejore sea mejorado dramáticamente".
De acuerdo con el Instituto de la Ciencia en Sociedad,
"Si los errores de reprogramación epigenética son inherentes a los procedimientos de transferencia nuclear somática, como señalan algunos investigadores, entonces se trata de un callejón sin salida en lo que respecta al reemplazo de tejidos, aún cuando las preocupaciones éticas se hagan a un lado. Ya China, Singapur, el Reino Unido y los Estados Unidos han legalizado la clonación terapéutica, mientras que los científicos coreanos reportaron la primera línea de células hES creada utilizando este procedimiento en febrero del 2004".
En lugar de utilizar hESCs, muchos investigadores abogan para que por el contrario se de apoyo a la investigación con células madre adultas:
"Las células madre adultas, en particular, las células de la médula ósea y las células del cordón, ya han establecido buenos historiales clínicos y no pueden ser patentadas. Han mostrado ser muy prometedoras y con gran potencial en el tratamiento de diversas enfermedades, incluyendo más recientemente la reparación cerebral y de la médula espinal en modelos animales. Las células madre adultas pueden cultivarse directamente de pacientes que requieran trasplantes y utilizarse sin necesidad de cultivo o después de tan solo breves períodos de cultivo, evitando de esa forma el rechazo inmunológico y cualquier otro problema técnico o riesgo que se origine en cultivos celulares prolongados. Las células madre adultas parecieran tener todo el potencial de desarrollo de las células ES, y aún cuando los mecanismos precisos son objeto de debate, no implican riesgo de cáncer. Además de su fácil cultivo, manejo y uso y de la ausencia de patentes, los costos son mínimos por lo que los tratamientos desarrollados posiblemente estén ampliamente disponibles para todos. Finalmente, las objeciones morales para su uso son mínimas o inexistentes. (Citado del Instituto de la Ciencia en Sociedad, Londres, http://www.i-sis.org.uk/)